Ingredientes

  • 1 calabaza grande, cortada por la mitad y sin semillas
  • Aceite de oliva, al gusto
  • 3 cucharadas de mantequilla derretida
  • 2 cucharadas de miel
  • 6 a 8 hojas de laurel
  • Sal marina y pimienta al gusto

Pasos

  1. Precaliente el horno a 200 grados.
  2. Cubra una bandeja con papel pergamino.
  3. Pelar la calabaza y rociar con aceite de oliva para cubrir. Espolvorea con sal y pimienta al gusto.
  4. Ase en la bandeja para hornear preparada durante 20 a 25 minutos hasta que la calabaza esté suave y fácil de cortar.
  5. Mientras tanto, mezcle la mantequilla derretida y el jarabe de arce.
  6. Retire la calabaza del horno y córtela en rodajas de 0,25 cm., teniendo cuidado de no cortar por el fondo de la calabaza.
  7. Rocíe con la mantequilla de arce y coloque las hojas de laurel por todos los cortes.
  8. Regrese la calabaza al horno y ase durante otros 40 minutos más o menos, rociando a menudo con la mantequilla de arce.
  9. Cuando esté suave y dorado, retírelo del horno. Sirva caliente.