Ingredientes

  • 2 tazas de crema de leche
  • 400 gr. de leche condensada
  • 3/4 de taza de mantequilla de maní
  • 1/2 taza de mermelada de fresa
  • Maní pelado para decorar

Pasos

  1. En una licuadora, mezclar por 5 segundos la leche condensada, la crema de leche y la mantequilla de maní hasta que se combinen.
  2. Verter la mezcla en una bandeja para hornear con borde, y agregar la mermelada de fresa. Congelar durante aproximadamente 30 minutos hasta que esté firme.
  3. Cortar el helado congelado en tiras, y usar una espátula para enrollarlo suavemente en tubos cortos. Colocar cada tubo en un recipiente y cubrir con maní pelado y más mermelada de fresa.