Ingredientes

  • Para la gelatina de arándanos:
  • 7 gr. de gelatina en polvo
  • 1/4 taza de agua
  • 1 1/2 tazas de arándanos
  • 1 cda. de miel
  • 2 cdas. de azúcar
  • 2 cdta. de jugo de limón
  • Para la cáscara de arándanos:
  • 3 tazas de obleas de chocolate teñidas de azul
  • Para la crema batida:
  • 2 tazas de crema de leche
  • 1 taza de azúcar
  • 1 cdta. de vainilla

Pasos

  1. Espolvorear la gelatina en polvo sobre el agua y dejar reposar durante 5 minutos.
  2. En una cacerola pequeña, poner a hervir los arándanos, la miel, el azúcar y el jugo de limón a fuego medio. Reducir el calor y cocinar a fuego lento hasta que el azúcar se disuelva. Agregar el agua de gelatina y revolver hasta que se disuelva, aproximadamente 3 minutos. Dejar enfriar ligeramente y luego verter en moldes de media esfera redondos de silicona. Refrigerar por una hora.
  3. Derretir las obleas de chocolate azul y verter en la parte inferior y los lados de los moldes redondos de silicona. Dejar reposar y luego inclinar los moldes boca abajo para verter el exceso. Colocar en el freezer durante unos 10 minutos.
  4. Mientras tanto, mezclar la crema de leche y el azúcar en el bowl de una batidora de pie, comenzando a baja velocidad y trabajando hasta media-alta. Batir la crema hasta que se formen picos rígidos y luego añadir en la vainilla.
  5. Rellenar las cortezas de chocolate con la crema batida y cubrir con gelatina de arándanos. Colocar en el freezer durante aproximadamente 1 hora.
  6. Desmoldar las mitades y unirlas.
  7. Servir.