Ingredientes

  • 2 lt. de aceite
  • 8 cdas. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 2 cdas. de licor de café
  • 1 cda. de licor de avellana
  • 3 cdtas. de azúcar
  • 1 pizca de sal
  • 1 1/2 tazas de harina para todo uso
  • 1/4 taza de queso mascarpone
  • 4 huevos grandes
  • Para el azúcar de cacao:
  • 1/2 taza de azúcar
  • 3 cdas. de cacao en polvo

Pasos

  1. En una cacerola a fuego medio, agregar la mantequilla, el licor de café, el licor de avellana, el azúcar y la sal hasta que se derritan. Batir para combinar. Agregar la harina y con una cuchara de madera, revolver enérgicamente la harina en el líquido hasta que se forme una masa.
  2. Continuar revolviendo la masa durante 1 a 2 minutos. Apagar el fuego y transferir la masa a un bowl y batir con batidora eléctrica a velocidad media-baja y agregar el mascarpone hasta que estén combinados.
  3. Agregar 1 huevo a la vez, mezclar hasta que se incorpore y aumentar la velocidad con cada adición hasta que la masa esté pegajosa y brillante. Colocarla en una manga de pasteleria con punta de estrella.
  4. Calentar el aceite a 185ºC. Formar los churros de 8 a 10 cm en el aceite caliente, cortando la masa con tijera. Freír por 2 minutos hasta que estén dorados de ambos lados.
  5. Retirar con una espumadera sobre un plato forrado con papel de cocina para drenar el exceso de aceite.
  6. Una vez freídos todos los churros, espolvorear la mezcla de el azúcar con cacao.
  7. Servir y disfrutar!