Ingredientes

  • Para el pollo:
  • 4 pechugas de pollo
  • 40 dientes de ajo, piel removida
  • Sal y pimienta negra recién molida.
  • 3 cucharadas de mantequilla sin sal, dividida
  • 1 1/2 tazas de vino blanco
  • 2 cucharadas de harina para todo uso
  • 1 1/4 tazas de caldo de pollo
  • 3 ramitas de romero fresco
  • 3 cucharadas de crema espesa
  • 2 cucharaditas de ralladura de limón recién rallado
  • Para la capa de hongos:
  • 3 1/3 tazas de champiñones cremini en rodajas
  • 2 cucharadas de mantequilla sin sal
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 1/2 taza de hongos de pino rehidratados en
  • agua hirviendo
  • Para la salsa bechamel:
  • 1/2 taza de mantequilla
  • 4 tazas de leche
  • Nuez moscada
  • 2 tazas de queso parmesano, dividido
  • 18 láminas de lasaña

Pasos

  1. Para el pollo: Precaliente el horno a 180 grados. Sazone las pechugas de pollo con sal y pimienta por ambos lados.
  2. En un plato grande a prueba de horno a fuego medio-alto, derrita 2 cucharadas de mantequilla. Agregue el pollo, con la piel hacia abajo, y fríe ambos lados hasta que estén dorados, aproximadamente 3 minutos por lado. Retire el pollo de la sartén y póngalo a un lado.
  3. Derrita la cucharada restante de mantequilla en la sartén. Agregue los dientes de ajo y revuelva con frecuencia hasta que estén doradas. Agregue el vino a la sartén y déjelo burbujear durante unos minutos, luego agregue la harina, el caldo de pollo, el romero, la ralladura de limón y la crema y agregue el pollo sellado de nuevo a la sartén.
  4. Cubra el plato y colóquelo en el horno precalentado, asándolo hasta que el pollo esté completamente cocido, entre 25 y 30 minutos. Retire el pollo de la sartén y desmenúzelo, luego vuelva a colocarlo en la salsa.
  5. Para los champiñones: Freír los champiñones hasta que estén dorados, luego agregar la mantequilla, el aceite de trufa y condimentar bien con sal y pimienta. Agregue los porcini rehidratados y cocine por 4 minutos hasta que estén caramelizados y dorados, luego retire de la sartén y deje a un lado.
  6. Para la salsa bechamel: derrita la mantequilla en una cacerola, luego agregue la harina. Mezcle y cocine por 2 minutos, luego apague el fuego. Agregue la leche lentamente, batiendo todo muy bien entre las adiciones, hasta que se agote toda la leche. Deje hervir, revolviendo constantemente hasta que espese, luego agregue una buena rejilla de nuez moscada y la mitad del queso parmesano y revuelva hasta que se derrita.
  7. Comience a construir la lasaña: coloque unas cucharadas de bechamel en el fondo de un plato de lasaña y cubra con láminas de lasaña. Cubra con un tercio de la mezcla de pollo y luego agregue más hojas de lasaña. Agregue la mitad de los champiñones y unas cucharadas de bechamel y luego más láminas de lasaña. Continúa construyendo la lasaña de esta manera, terminando con una capa de pollo. Añadir una capa final de las hojas de lasaña. Cubra la parte superior con el bechamel restante, luego espolvoree con el queso parmesano restante.
  8. Hornee en el horno durante 30 minutos, hasta que la parte superior esté dorada y la lasaña esté bien cocida.

Ingredientes

  • 1 taza de quinua
  • 1/2 taza de piñones
  • 2 tazas de hojas frescas de albahaca, más extra para servir
  • 2 dientes de ajo, picados a trozos
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1/4 taza de queso parmesano, rallado
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 2 tazas de hojas de espinaca baby
  • 8 tomates grandes de res
  • 2 cucharadas de puré de tomate
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1/2 cucharadita de sal
  • Servir:
  • Hojas de albahaca
  • Virutas de parmesano

Pasos

  1. Cocine la quinua según las instrucciones del paquete, luego deje que se enfríe. Precalentar el horno a 350 grados.
  2. Caliente una sartén y tueste suavemente los piñones hasta que se doren. Transfiérelos a un plato para que dejen de cocinar.
  3. En el recipiente de un procesador de alimentos, agregue las hojas de albahaca, el ajo, el aceite de oliva, el queso parmesano y la sal. Agregue la mitad de los piñones tostados y procese a un pesto espeso. Mezcle el pesto con la quinua enfriada, el resto de los piñones y las hojas de espinaca baby.
  4. Rebana las copas de 6 de los tomates de carne y quítales el centro con una cuchara. Reserve los middles y tops. Divida la mezcla de quinua entre los tomates, luego coloque la parte superior de nuevo en cada uno, como una tapa. Coloque los tomates rellenos en una fuente para hornear y cocine por 20 minutos, hasta que se calienten y comiencen a dorarse.
  5. Picar los dos tomates restantes. Coloque los tomates picados y los núcleos de tomate reservados en una cacerola. Añadir el puré de tomate, el aceite de oliva y la sal. Cocine lentamente hasta que se reduzca y espese, luego retire del fuego. Servir cada tomate cocido en una cama de salsa de tomate.