Ingredientes

  • 4 tazas de sopa de tomate, dividida
  • 10 fetas de queso, a la mitad
  • 20 rebanadas de pan blanco
  • 1 taza de leche entera

Pasos

  1. Preparar los cubitos de sopa: Llenar una cubetera con 1 taza de sopa de tomate.
  2. Cada cubo debe llenarse aproximadamente a la mitad. Congelar durante 6 horas o hasta la noche.
  3. Hacer los dumplings: quitar los cubos de la cubetera y cortarlos por la mitad.
  4. Envolver con queso y con una rebanada de pan, agregando unas gotas de leche para ayudar a ablandar el pan y formar una bola.
  5. Repetir estos pasos hasta que se utilicen todos los cubitos de sopa.
  6. Colocar en un plato y congelar hasta que esté listo para freír, aproximadamente 1 hora.
  7. Calentar el aceite a 200º. Freír los dumplings hasta que estén dorados, aproximadamente 3 minutos.
  8. Servir inmediatamente con el resto de la sopa de tomate caliente.