Ingredientes

  • 500 gr. de harina
  • 10 gr. de sal fina
  • 290 cc. de agua tibia
  • 20 gr. de levadura fresca
  • 50 gr. de manteca pomada
  • 25 gr. de leche en polvo
  • 25 gr. de azúcar
  • 1 cdta. de vinagre alcohol
  • 1 cda. de extracto de malta (alimenta la levadura y le da color, olor y sabor al pan)

Pasos

  1. En un bowl colocar la harina y por los costados la sal. La sal va por el costado y no en contacto directo con la levadura porque la mata.
  2. Hacer un hueco en el medio y colocar el agua con la levadura, el azúcar y el extracto de malta.
  3. Dejar reposar 10 minutos para activar la levadura. La levadura fresca se puede reemplazar por un tercio de levadura seca.
  4. Agregar la manteca pomada, la leche en polvo y el vinagre. Mezclar todo y comenzar a amasar hasta que quede una masa lisa y homogénea. El amasado es para desarrollar la trama de gluten, incorporar aire y unir los ingredientes.
  5. Una vez terminado el amasado dejar reposar 1 hora la masa hecha un bollo tapada con un paño limpio, en un lugar cálido La levadura se reproduce entre los 28 y 35°C
  6. Estirar la masa y enrollarla para darle forma al pan. Colocarla en un molde rectangular enmantecado con el cierre para abajo.
  7. Dejar fermentar nuevamente la masa. El fermentado es el proceso en el cual la levadura transforma los azúcares simples en dióxido de carbono y alcohol etílico y por eso crece.
  8. Hornear el pan 30 minutos a 200°C