Ingredientes

  • Para la ganache:
  • 3 1/2 tazas de chips de chocolate negro
  • 2 1/2 tazas de crema de leche
  • Armar:
  • 32 galletas de vainilla rectangulares
  • 10 fresas medianas
  • Para decorar:
  • 1 taza de chips de chocolate negro
  • 1 1/4 tazas de crema de leche
  • 8 fresas
  • Fresas liofilizadas (opcional)

Pasos

  1. Para el ganache: colocar los chips de chocolate en un bowl. Calentar la crema en una cacerola hasta que empiece a hervir a fuego lento. Verter sobre el chocolate y dejar reposar durante 1 minuto. Lentamente batir e ir subiendo la velocidad hasta que esté espeso y brillante. Reservar en la heladera durante 30 minutos, luego volver a batir hasta que tenga un color más claro.
  2. Colocar sobre la mesa papel film y colocar 4 filas de 3 galletas para hacer un rectángulo. Agregar una capa de ganache en la parte superior y extender uniformemente sobre las galletas. Apilar otra capa de galletas encima, luego repetir con otra capa de ganache.
  3. Para la capa final de galletas, colocar 1 en cada extremo de la fila, dejando una línea en el medio sin galletas. Cubrir las galletas nuevas con ganache, luego colocar las fresas peladas a lo largo de esta fila central. Colocar más ganache encima de las fresas
  4. Levantar con cuidado cada lado del film tirando hacia arriba hasta que finalmente estén en posición vertical y aplastadas en una pirámide contra las fresas. Usar las sobras de ganache para llenar los huecos, luego reservar en la heladera.
  5. Desenvolver el pastel y colocarlo sobre una rejilla sobre una bandeja. Verter la mitad del ganache sobre él cubriendo completamente el pastel. Colocar las rosas de fresa en una línea a lo largo de la parte superior y espolvorear las fresas liofilizadas sobre la parte superior. Dejar enfriar en la heladera durante 30 minutos, luego cortar en rodajas y servir.