Ingredientes

  • Para el pollo:
  • 4 pechugas de pollo deshuesadas y sin piel
  • 1 taza de harina
  • 1/4 taza de maicena
  • 2 cdtas. de sal
  • 1 cdta. de pimienta negra
  • 1 cda. de jengibre molido
  • 1 cdta. de tomillo fresco picado
  • 1 cda. de pimentón
  • 1/2 cdta. de pimienta de cayena
  • 4 huevos grandes
  • Aceite para freír
  • Para la salsa
  • 2 cdas. de aceite de oliva virgen extra
  • 4 dientes de ajo picados
  • 1 taza de miel
  • 1 cda. de vinagre de manzana
  • 1/3 taza de salsa de soja
  • Cebollin para decorar
  • Cebolletas en rodajas para decorar

Pasos

  1. En un bowl colocar la harina tamizada, la maicena, la sal, la pimienta negra, el jengibre molido, el tomillo, el pimentón y la pimienta de cayena.
  2. En otro bowl batir los huevos.
  3. Pasar el pollo en la mezcla de harina, sacudiendo cualquier exceso. Sumergir en el huevo batido y pasar nuevamente por la mezcla de harina. Repetir hasta que todas las pechugas de pollo estén cubiertas.
  4. En una sartén, calentar aceite a fuego medio y cocinar las pechugas de pollo durante 4 minutos por lado, hasta que estén crujientes y doradas. Colocarlas en un plato forrado con servilletas de papel.
  5. En una cacerola calentar 2 cucharadas de aceite de oliva y cocinar el ajo durante unos 30 segundos. Agregar la miel, el vinagre de manzana y la salsa de soja.
  6. Cocinar a fuego lento durante 8 a 10 minutos, hasta que espese. Dejar enfriar un poco.
  7. Sumergir las pechugas de pollo cocidas en la salsa y haciendo que se cubran por completo. Servir decorado con cebollino y cebolleta y ensalada de verduras mixtas.