Ingredientes

  • 900 gr. de pechuga de pollo sin piel
  • 1 taza de pan rallado
  • 6 cdas. de queso parmesano rallado
  • 150 gr. de espinaca
  • 1 diente de ajo picado
  • 1/2 taza ricotta
  • 2 claras de huevo
  • 100 gr. de muzzarella en fetas
  • 1 taza de salsa de tomate
  • 3 huevos

Pasos

  1. Filetear las pechugas para que queden finitas y con más superficie para rellenar (golpear con un martillo para carne).
  2. Mezclar el pan rallado con 2 cucharadas del parmesano rallado.
  3. Cocinar las espinacas y picarlas. En un bowl mezclarlas con el ajo picado, la ricota, el resto del parmesano y las claras.
  4. Estirar las fetas de pechuga, rellenar con la mezcla de espinacas en el medio y enrollar. Cerrar los extremos con palillos.
  5. Sumergir en el huevo batido, y pasarlas por el pan rallado.
  6. Sellar en una sartén con aceite hasta que se doren de ambos lados. Colocar en una placa aceitada y llevar a horno a 200°C por 25 minutos.
  7. Colocar en una placa, esparcir la salsa por encima y la muzzarella en fetas, y llevar a horno a 180°C por 20 minutos.