Ingredientes

  • Para la corteza:
  • 2 1/2 tazas de harina para todo uso
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 cucharadita de sal
  • 1/2 taza de mantequilla fría
  • 1/4 taza de agua, enfriada
  • Para el relleno del pastel:
  • 4 cucharadas de gelatina clara
  • 2 tazas de azúcar, más 3 cucharadas de gelatina
  • 4 tazas de agua, más 1/2 taza para la floración de gelatina
  • 1 cucharadita de ácido cítrico
  • 1 cucharadita de extracto de menta
  • 2 tazas de crema batida
  • 12 bastones de caramelo, triturados

Pasos

  1. Haga la corteza: en el tazón de un procesador de alimentos equipado con la cuchilla, combine la harina, el azúcar y la sal. Agregue mantequilla fría hasta que la mezcla forme grumos similares a guisantes. Rociar con agua fría. Retire la masa del tazón, forme un disco y envuélvala en una envoltura de plástico. Refrigera por 30 minutos.
  2. Precaliente el horno a 375. Haga un círculo grande, aproximadamente de 12 por 18 pulgadas y forme un molde para pastel. Refrigere por 30 minutos y llene el fondo del molde con cuentas o frijoles para evitar que se formen carpas. Hornee por 20 a 25 minutos hasta que estén doradas. Dejar enfriar por hasta 2 horas.
  3. Haga el relleno: en un tazón pequeño, mezcle gelatina clara y 3 cucharadas de azúcar. Hidrata la gelatina con 1/2 taza de agua y reserva. La mezcla se verá como puré de manzana. En una cacerola mediana, caliente 2 tazas de agua y 2 tazas de azúcar hasta que hierva, aproximadamente a 180 grados. Agregue la mezcla de gelatina una vez establecida hasta que se disuelva. Retire del fuego y agregue el agua fría restante, el ácido cítrico y el extracto de menta. Verter en la masa firme y refrigerar por 6 horas o hasta toda la noche.
  4. Sirva el pastel con crema batida y bastones de caramelo triturados. El pastel se mantendrá refrigerado hasta 4 días.