Ingredientes

  • Para el bizcochuelo:
  • 4 huevos
  • 1/2 taza de azúcar
  • 4 claras
  • 1/2 taza de azúcar
  • ½ taza de harina tamizada
  • ⅔ cdta. de polvo de hornear
  • 2 ½ cdas. de mantequilla derretida
  • Para el glaseado de canela:
  • 110 gr. de mantequilla
  • 3 tazas de azúcar glas
  • 2 cdas. de canela
  • 1 cda. de leche
  • Para el frosting de queso crema:
  • 110 gr. de mantequilla
  • 100 gr. de queso crema
  • 2 cdtas. de extracto de vainilla
  • 2 cdas. de crema de leche
  • 2 tazas de azucar
  • Para el remolino de azúcar canela:
  • 110 gr. de mantequilla
  • 1 taza de azúcar moreno
  • 1 ½ cdta. de canela

Pasos

  1. En un tazón grande, batir las yemas de huevo hasta que estén pálidas y espesas. Agregue la mitad del azúcar lentamente, mezclándolo bien hasta que esté realmente suave y esponjosa.
  2. En un tazón grande separado, bata los huevos hasta que se formen picos suaves. Agregue la otra mitad del azúcar lentamente, y batir hasta que se formen picos rígidos.
  3. Agregue las yemas de huevo a las claras de huevo y mezclelas con cuidado. Incorpore la harina tamizada y la levadura en polvo, y luego la mantequilla derretida.
  4. Hornee por 10 minutos, luego transfiera a una superficie limpia. Con cuidado, retire el papel antiadherente y deje enfriar.
  5. En un tazón, mezcle la mantequilla, el azúcar glas, la canela y la leche hasta que estén pálidos y esponjosos.
  6. En un tazón con la batidora, bata la mantequilla, el queso crema, la vainilla y la crema espesa a velocidad media hasta que quede suave. Luego, con la batidora a fuego lento, agregue los dulces de azúcar hasta que estén combinados. Aumente la velocidad del mezclador a alta y mezcle durante 1 minuto.
  7. En una cacerola pequeña a fuego medio, derrita la mantequilla con azúcar morena y canela, revolviendo constantemente. Llevar a ebullición y dejar hervir durante 1 minuto antes de retirar del fuego. Verter en un recipiente y refrigerar hasta que se enfríe.
  8. Cortar el pastel en 2 tiras a lo largo. Extiende la mitad de la mezcla de canela sobre cada tira. Comenzando con 1 tira, enrolle, luego agregue al rollo con la otra tira, creando una torta en espiral larga. Colocarla parada en un plato.
  9. Cubra los lados con el queso crema frosting. Alise por todas partes.
  10. A continuación, vierta el glaseado de canela en una manga de pasteleria, luego colóquelo en un remolino en la parte superior de la torta.