Ingredientes

  • 2 tazas de leche
  • ½ taza de azúcar
  • ¼ taza de harina
  • 2 cdas. de cacao en polvo
  • 1 cdta. de esencia de vainilla
  • 4 hojas de gelatina hidratadas
  • 1 ¼ taza de crema batida
  • 1 bizcochuelo redondo de 20 cm. de diámetro
  • 1 taza de fresas cortadas por la mitad + 1 ¼ taza de fresas, picadas
  • ½ taza de crema de leche
  • ⅔ taza de almíbar
  • ½ taza de chocolate en trozos
  • 3 cdas. de mantequilla

Pasos

  1. Colocar la leche en una cacerola y dejar hervir.
  2. En un bowl agregar los huevos, el azúcar, la harina y el cacao en polvo. Batir juntos hasta que la mezcla sea ligera y esponjosa.
  3. A continuación, agregar la mitad de la leche caliente a la mezcla y revolver bien.
  4. En la cacerola con la leche restante, verter la nueva mezcla y cocinar a fuego lento. Mezclar bien hasta que esté espeso y cremoso.
  5. Añadir la esencia de vainilla y la gelatina y mezclar.
  6. En una fuente de vidrio grande, transferir la mezcla y cubrir con film y enviar a la heladera.
  7. Una vez enfriado, añadir la crema batida y revolver hasta formar una mousse. Reservar.
  8. En un molde redondo desmontable colocar papel antiadherente y luego el bizcochuelo.
  9. Colocar acetato en el contorno del molde para poder poner las fresas paradas en todo el borde.
  10. Colocar las fresas picadas restantes sobre el bizcochuelo y por encima añadir la mousse.
  11. Enfriar por 20 minutos.
  12. Para hacer la ganache de chocolate: colocar la crema de leche y el almbibar en una cacerola, mezclar bien y dejar hervir.
  13. Retirar del fuego, añadir el chocolate y la mantequilla. Mezclar hasta que se combinen.
  14. Colocar sobre la torta, y volver a la heladera otros 20 minutos más para que se endurezca un poco.
  15. Servir y disfrutar!