Ingredientes

  • 1 taza de azúcar
  • 200 ml. de agua
  • ½ taza de cacao en polvo
  • 4 cdas. de azúcar
  • 2 latas de leche condensada
  • 300 ml. de leche
  • 3 yemas
  • 3 cdtas. de esencia de vainilla
  • 3 claras
  • ½ taza de azúcar
  • 300 gr. de crema de leche

Pasos

  1. En una olla, realizar un caramelo con una taza de azúcar. Colocarlo en un molde de budín redondo y reservar.
  2. En una olla, añadir el agua, el chocolate en polvo y 4 cucharadas de azúcar. Mezclar y llevar al fuego medio para que el azúcar se derrita y se forme un líquido.
  3. Colocar dicha preparación sobre el molde con caramelo. Reservar.
  4. En otra olla, mezclar la leche condensada, la leche, 3 yemas y la esencia de vainilla. Revolver sin parar a fuego lento, hasta obtener una crema espesa. Reservar.
  5. Batir las claras en nieve e ir añadiendo poco a poco el resto del azúcar.
  6. Incorporar la crema de leche condensada preparada anteriormente de forma suave.
  7. Agregar la crema de leche. Mezclar.
  8. Colocar en el molde y llevar a la heladera durante 3 horas.
  9. ¡Servir y disfrutar!