Ingredientes

  • Para las albóndigas
  • 3 cebollas de verdeo en rodajas
  • 2 dientes de ajo picados
  • 1 huevo ligeramente batido
  • 450 gr. de carne molida
  • 1/2 taza de pan rallado
  • 2 cdas. de pasta picante de chiles.
  • 1 cda. de jengibre fresco picado
  • 1 cdta. de sal
  • 1/2 cdta. de pimienta blanca molida
  • 2 cda. de aceite para freír en sartén
  • Para el Glaseado:
  • 1/3 tazas de dulce de ciruela.
  • 2 cda. de salsa picante
  • 1 1/2 cdas. de vinagre de arroz
  • 1 cda. de salsa de soja
  • Guarniciones: cebolla verde en rodajas y semillas de sésamo tostado

Pasos

  1. Precalentar el horno a 180°. En un bowl, combinar todos los ingredientes de la albóndiga, excepto el aceite.
  2. La clave para las buenas albóndigas es no mezclarlas en exceso. Simplemente combinar los ingredientes hasta que todo esté distribuido uniformemente.
  3. Formar la mezcla en albóndigas del tamaño de una pelota de golf.
  4. Calentar el aceite en una sartén grande a fuego medio-alto. En tandas (no llenar la sartén) dorar las albóndigas por todos lados.
  5. Pasar las albóndigas a una placa de horno y llevar al horno. Hornear durante 10 minutos.
  6. Mientras tanto, en una olla pequeña, combinar todos los ingredientes del glaseado.
  7. Cocinar a fuego medio durante 5 minutos o hasta que la mezcla esté ligeramente espesa.
  8. Para servir, pintar las albóndigas con glaseado y espolvorear con cebolla de verdeo y semillas de sésamo.