Ingredientes

  • Granola para la base
  • 2 cdas. de mantequilla derretida
  • Para la cheesecake:
  • 1 1/2 cdta. de gelatina sin sabor
  • 1 cda. de agua
  • 100 gr. de queso crema a temperatura ambiente
  • 2 1/2 cdas. de azúcar
  • 1/2 taza de yogur de vainilla
  • 1 1/2 tazas de crema de leche
  • 1 cda. de jugo de limón
  • Para la gelatina de vino blanco:
  • 1 taza de vino blanco
  • 4 cds. de azúcar
  • 1 cda. de jugo de limón
  • 2 1/2 cdtas. de gelatina sin sabor mezclada con 2 cdas. de agua
  • Hoja de oro comestible
  • Extras:
  • 1 racimo de uvas moscatel
  • Arándanos

Pasos

  1. Para la base: Combinar la granola con la mantequilla derretida y presionar la mezcla en el fondo de un molde redondo para tortas desmontable. Reservar en la heladera.
  2. Para el relleno: espolvorear la gelatina sobre el agua y dejar en remojo durante 5 minutos. Colocar en el microondas durante 20 segundos y luego transferir a la procesadora.
  3. Agregar los ingredientes restantes de la cheesecake y combinar.
  4. Verter la mezcla sobre la base de granola y volver a enviar a la heladera para que solidifique.
  5. Para la cobertura de gelatina: en una cacerola a fuego medio, colocar el vino blanco y el azúcar.
  6. Apagar el fuego una vez que la mezcla comience a hervir, luego agregar jugo de limón, hoja de oro comestible y gelatina. Revolver hasta que la gelatina se derrita. Enfriar la cacerola en agua con hielo hasta que la mezcla de gelatina se espese.
  7. Ensamblar: retirar la cheesecake de la heladera y desmoldar.
  8. Decorar el borde exterior con uvas y arándanos en forma de corona. Verter la gelatina de vino blanco sobre la parte superior de la torta.
  9. Enfriar en la heladera hasta que la gelatina esté rígida.
  10. Servir y disfrutar!