Ingredientes

  • 200 gr. de nueces pecán
  • 10 dátiles sin carozo
  • 15 gr. de cacao en polvo
  • Pizca de sal
  • 125 gr. de frambuesas
  • 1 cda. de miel
  • 400 gr. de castañas de cajú remojadas durante la noche
  • 300 gr. de crema de coco
  • 10 cdas. de aceite de coco
  • 150 ml. de miel
  • 1 cda. de esencia de vainilla
  • Ralladura de 1 limón

Pasos

  1. Cubrir el molde para tortas con papel antiadherente y reservar.
  2. Para la base: procesar las nueces pecan, los dátiles, el cacao en polvo y la sal hasta que forme una masa.
  3. Presionar esta mezcla uniformemente en el fondo del molde y reservar en la heladera.
  4. Para la mermelada de frambuesas colocar las frambuesas en una olla junto a la miel, revolver a fuego lento durante 3-5 minutos hasta que la fruta se descomponga en un almíbar. Dejar de lado.
  5. Para la cheesecake: procesar las castañas de cajú, la crema de coco, el aceite de coco, la miel, la esencia de vainilla, el jugo de limón y la ralladura de limón hasta que quede suave.
  6. Verter esta mezcla en el molde sobre la base anterior, extendiendo uniformemente. Enfriar 2 horas en la heladera.
  7. Una vez fuera de la heladera, extender cucharadas de la mermelada de frambuesa encima de la torta.
  8. Decorar con más frambuesas por encima y volver a enfriar un rato.
  9. ¡Servir y disfrutar!