Ingredientes

  • 300 gr. de galletas de vainilla
  • 35 gr. de cacao en polvo
  • 125 gr. de mantequilla derretida
  • 300 gr. de chocolate con leche picado
  • 300 g de chocolate amargo picado
  • 60 ml. de agua hirviendo
  • 3 cdas. de gelatina en polvo sin sabor
  • 750 gr. de queso crema
  • 100 gr. de azúcar glas
  • 300 ml. de crema de leche
  • 125 ml. de leche
  • 2 cdas. de azúcar de caña
  • 115 gr. de chocolate amargo picado

Pasos

  1. Para la base, procesar las galletas de vainilla junto al cacao en polvo y la mantequilla derretida. Colocar la mezcla en la base de un molde para tortas desmontable, presionando contra el fondo y los costados. Reservar en la heladera por 30 minutos.
  2. Derretir a baño maría el chocolate con leche y el chocolate amargo.
  3. En un bowl, colocar la gelatina sin sabor en agua hirviendo.
  4. En otro bowl batir el queso crema, el azúcar glas y la crema de leche y añadirle la mezcla de gelatina sin sabor.
  5. Dividir esta mezcla en dos partes, a una agregarle el chocolate con leche derretido y a la otra el chocolate amargo derretido.
  6. Verter la mezcla de chocolate con leche sobre la base de galletas trituradas y congelar por 15 minutos.
  7. Una vez firme, colocar por encima la mezcla de chocolate amargo y refrigerar por 3 horas.
  8. Para la ganache final, calentar la leche y el azúcar de caña en una cacerola y añadirlo al chocolate amargo triturado. Mezclar bien hasta que estén combinados y volcarlo sobre la torta refrigerada.
  9. Volver a colocar la torta en la heladera durante al menos una hora más o hasta que la ganache esté endurecida.
  10. ¡Servir y disfrutar!