Ingredientes

  • 5 manzanas
  • 1 cda. de azúcar
  • Manteca
  • 1 cda. de canela
  • 90 gr. de azúcar en polvo
  • 120 gr. de galletas de jengibre
  • Para el caramelo:
  • 100 gr. de azúcar en polvo
  • 25 gr. de almendras
  • 25 gr. de migas de galletas
  • 300 ml. de crema

Pasos

  1. Precalentar el horno a 180ºC. Pelar las manzanas y quitar el tallo, pero no todo el núcleo. Con mucho cuidado, usando una mandolina, cortar en rodajas finas todas las manzanas y colocar en un cuenco de agua fría.
  2. Engrasar un molde de torta de 20 cm con la mantequilla y cubrir con azúcar.
  3. Colocar las manzanas en el fondo y cubrir con la mezcla de: galletitas de jengibre procesadas y azúcar. Continuar con este proceso hasta completar la cantidad de capas que se desee.
  4. En la capa final, espolvorear un poco de canela y un poco de manteca. Presionar las manzanas hacia abajo ligeramente y luego poner en el horno durante 30-40 minutos hasta que las manzanas estén suaves y caramelizadas.
  5. Mientras que esto está cocinando, hacer el caramelo: calentar el azúcar en una cacerola antiadherente en un calor medio. No mover el azúcar, por muy tentador que sea. Sólo cuando empieza a burbujear y todo el azúcar se vuelva dorado, se puede revolver cuidadosamente la sartén para incorporar todo el azúcar. Verter rápidamente en un papel resistente a la grasa o una estera de silicona y espolvorear por encima las nueces y las migas de galletas de reserva. Dejar enfriar y endurecer completamente.
  6. Mezclar la crema con azúcar hasta lograr una consistencia deseada, agregar el caramelo endurecido cortado en trozos. Servir junto con el pastel. ¡Delicioso!