Ingredientes

  • 1/2 taza de harina para pastel
  • 1/4 taza de cacao en polvo, tamizado
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 1 1/2 tazas de azúcar, dividida
  • 3 huevos
  • 2 yemas de huevo
  • 4 cucharadas de mantequilla derretida y enfriada
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 cucharadita de licor de menta
  • 5 claras de huevo
  • 3 barras de mantequilla, ablandada
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de licor de menta
  • 2 a 3 gotas de colorante rojo
  • 10 palitos de galletas
  • Chocolate negro
  • 1/2 taza de bastones de caramelo triturados

Pasos

  1. Engrase un molde para rollos de gelatina de 9 por 13 pulgadas y cubra con papel pergamino.
  2. En un tazón mediano, tamice la harina para pastel, el cacao en polvo y la sal.
  3. En un tazón mediano resistente al calor, combine 1/2 taza de azúcar, huevos y yemas de huevo. Coloque el tazón sobre un baño de agua y cocine, revolviendo constantemente, hasta que el azúcar se haya disuelto.
  4. Precaliente el horno a 220 grados.
  5. Coloque la mezcla de huevo y azúcar en el tazón de una batidora de pie y bata bien, hasta que la mezcla esté espesa y de color claro, aproximadamente 6 minutos.
  6. Agregue la mezcla de harina y cacao en polvo y doble suavemente para combinar. Incorpore la mantequilla, la vainilla y el licor de menta. Distribuya uniformemente en el molde preparado. Hornea por 6 minutos.
  7. En un tazón mediano resistente al calor, caliente las claras de huevo y 1 taza de azúcar al baño maría hasta que el azúcar se disuelva.
  8. Batir la mezcla de clara de huevo cocida en un tazón de batidora de pie con un accesorio para batir. Batir durante unos 10 minutos, hasta que esté elevado y de color pálido. El merengue mantendrá picos rígidos cuando esté listo.
  9. Cambie al accesorio de paleta y agregue lentamente unas cuantas cucharadas de mantequilla a la vez hasta que se incorpore toda la mantequilla. Agregue sal y aguardiente de menta. Divida el glaseado por la mitad y tiñe la mitad con colorante rojo para alimentos.
  10. Coloque el glaseado rojo en una manga pastelera y el glaseado blanco en una manga pastelera separada. Coloca rayas sobre la parte superior del pastel de gelatina y enróllalo. Refrigere durante aproximadamente una hora.
  11. Inserta palitos de paleta en el pastel, luego corta en rodajas. Congele cada rebanada durante unos 30 minutos hasta que esté firme.
  12. Sumerja el borde exterior del bizcocho en chocolate amargo y espolvoree con bastones de caramelo triturados. ¡Deje reposar, luego sirva!