Ingredientes

  • 1 plancha de masa filo
  • 2 cdas. de azúcar
  • 2 tazas de frutos rojos, frescos o congelados
  • 1 limón exprimido
  • 1 cda. de jugo de limón
  • Para la crema:
  • 120 gr. de queso mascarpone
  • 1/4 taza de azúcar impalpable
  • 1/2 cdta. de esencia de vainilla
  • 1 taza de crema de leche

Pasos

  1. Para la masa de hojaldre: precalentar el horno a 425 grados. Forrar una bandeja grande para hornear con papel pergamino.
  2. Extender la masa en la bandeja. Espolvorear con 2 cucharadas de azúcar y luego agregar otra capa de papel pergamino encima. Colocar otra bandeja más pesada para hacer presión.
  3. Hornear durante 10 minutos hasta que se hinche y quede ligeramente dorada. Reducir el calor a 375 grados y hornear por 20 minutos hasta que quede crujiente y dorada.
  4. Retirar del horno y dejar enfriar completamente. Cortar en 3 rectángulos iguales grandes, luego cada rectángulo en 3 rectángulos. Deben quedar 12 rectángulos en total.
  5. Para el relleno de frutos rojos: en una cacerola mediana a fuego medio-bajo, colocar los frutos rojos, el azúcar restante, el jugo de limón y la ralladura de limón. Cocinar a fuego lento de 5 a 7 minutos hasta que los frutos rojos comiencen a descomponerse.
  6. Escurrirlos en un bowl mediano para conservar todos los jugos. Dejar los frutos rojos a un lado para que se enfríen. Regresar el jugo de frutos rojos a la cacerola a fuego medio durante aproximadamente 6 a 8 minutos o hasta que el jugo se espese. Dejar de lado para enfriar.
  7. Para la crema de queso mascarpone: batir en un bowl grande el queso mascarpone y el azúcar en polvo a fuego alto hasta que estén suaves y combinados.
  8. Con la batidora en funcionamiento, verter la vainilla y la crema de leche. Aumentar lentamente la velocidad hasta que se formen picos rígidos. Colocar en una manga de pastelería y mantenerlo refrigerado hasta que esté listo para usar.
  9. Para ensamblar el milhojas:
  10. Espolvorear los rectángulos de hojaldre con azúcar impalpable. Colocar un rectángulo de hojaldre en un plato de servir. Pasar una capa de crema de queso mascarpone sobre la masa de hojaldre. Cubrir con una fina capa de frutos rojos y rociar con una pequeña cantidad de jugo de frutos. Colocar otra masa de hojaldre encima y repetir el proceso.