Ingredientes

  • Para la pastelería:
  • 175g de harina simple
  • 100g de mantequilla fría, en cubos
  • 1 cucharada de azúcar glas
  • 1 yema de huevo
  • Para la base blanca:
  • 500 g de mascarpone
  • 4 cucharadas de azúcar en polvo
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • Para el merengue amarillo:
  • 3 claras de huevo
  • 150g de azúcar en polvo
  • Color amarillo
  • Saborizante de limon

Pasos

  1. Precalentar el horno a 180C.
  2. Prepare la masa: Ponga todos los ingredientes de la masa, junto con 1 cucharada de agua fría en un procesador de alimentos y pulse hasta que todo esté combinado. Colóquese sobre una superficie de trabajo enharinada y extienda hasta 4-5 mm de espesor. Alinee su plato de pastel y recorte los lados. Pinchar la base y meter en el congelador para enfriar durante una hora.
  3. Rellene con frijoles para hornear y hornee por 10 minutos, luego retire los frijoles y cocine por otros 5 minutos. Sacar del horno y dejar enfriar.
  4. Haga la capa blanca: mezcle el mascarpone, el azúcar y la vainilla y extiéndalos en la caja de pastelería enfriada. Alisar la parte superior.
  5. Haga el merengue: bata la clara de huevo a los picos rígidos con un batidor eléctrico. Poco a poco agregue el azúcar, una cucharadita a la vez. Cuando se haya agregado todo el azúcar, bata el colorante amarillo y el sabor a limón.
  6. Para servir: Coloque el merengue sobre el estuche para pasteles, haciendo bonitas formas con el dorso de una cuchara. Sople la parte superior para resaltar los picos, luego corte y sirva.